Cuatro venezolanos huyeron en bicicleta de su país y llegaron hasta la Argentina

La crisis económica, política y social que atraviesa Venezuela fue el punto de partida del viaje que trajo a la provincia de Santa Fe a Héctor Meleán (26 años), Rosángela Jiménez (27), Jesús García Godoy (26) y Adriana Cardozo (23), tres arquitectos y una veterinaria que vinieron en bicicleta y acapararon la atención de los vecinos de Reconquista, Alejandra, Cayastá y María Luisa, lugares que le sirvieron de descanso, hasta llegar este martes a Rafaela.

En diálogo con El Litoral, los jóvenes explicaron el porqué del viaje y las sensaciones que les produce encontrarse lejos de su país natal. “En enero comenzamos la travesía al salir de Maracaibo en donde vivimos. Nos fuimos porque la realidad del país es muy complicada en todo aspecto y también aprovechamos la ocasión para avanzar en un proyecto que llamamos “Centro de Reinserción Agroecológica”. A lo largo del viaje pudimos aprender muchísimo de reservas ecológicas de Brasil y acá en Santa Fe visitamos la granja integral Naturaleza Viva en Reconquista”, contó Meleán.

En relación con la dura realidad en Venezuela, asegura que mucha gente se quiere ir. “El que no se ha ido todavía es porque no ha conseguido la manera. Hacer este viaje nos sirve como un refugio, sobre todo anímico”, reconoció. 

 El camino

La travesía de este grupo de amigos comenzó en el estado venezolano de Bolívar. El primer desafío no fue salir del país —“porque no es nada complicado”—, la dificultad está en ingresar en otros países, especialmente por el tema de la documentación y la moneda, que no los favorece con respecto al cambio. 

El paso fronterizo con Brasil fue por el estado de Roraima. Allí estuvieron varados unos días hasta resolver problemas con migraciones. Luego pasaron por Manaos y toda la selva amazónica, donde estuvieron obligados a trasladarse en una barcaza. A pesar de tener que desviarse varios kilómetros, visitaron San Pablo y pasaron por un importante centro de fauna, que les permitió sumar conocimientos para aplicar a su proyecto. Otra de las ciudades grandes en las que estuvieron fue Curitiba y, en Paraguay, hicieron un breve paso por Ciudad del Este, para cruzar el límite y recalar en Misiones. 

Ya en suelo argentino se dirigieron rumbo a la provincia de Santa Fe. Pasaron por Reconquista, Alejandra, Cayastá y María Luisa. Y desde este martes están en Rafaela, una ciudad en la que tienen conocidos. Una vez que abandonen la provincia, partirán rumbo al sur por la Ruta 40, con el horizonte puesto en Ushuaia. 

Para trazar el recorrido de más de 5.000 kilómetros, los aventureros tenían planificado pedalear 60 kilómetros diarios, pero según las complicaciones de los caminos ese número fue variando. “En los terrenos montañosos brasileros hacíamos 40, acá en Argentina el tramo que hicimos hasta ahora ha sido plano por lo que aumentamos a 80/90 kilómetros por día”, precisaron.

—¿Por qué en bicicleta? 

— Primero por una cuestión económica, porque es imposible solventar un pasaje en avión con el salario actual de Venezuela. Además los sitios en los que estuvimos, hubieran sido inaccesibles en otro medio de transporte. No somos los primeros ni los últimos en hacer esto, y llegamos a la conclusión que se puede lograr lo que uno se propone a pesar de las dificultades con las que lidiamos. A pesar de que las bicicletas con las que viajamos son muy rudimentarias, aprendimos mucho de mecánica. Tenemos estas bicis porque no son ostentosas. Los modelos más caros hubieran sido un problema en nuestro país por la delincuencia.

 Argentina, uno de los más elegidos

Después de Colombia y Panamá, el suelo argentino es el tercer lugar que los venezolanos eligen para refugiarse de toda Latinoamérica. Según los datos registrados por la Dirección Nacional de Migraciones, desde 2008 hasta marzo de este año, un total de 38.540 venezolanos iniciaron los trámites de radicación en el país.

De aquel tiempo hasta la actualidad, la curva de trámites no para de ascender. El gran salto se evidenció entre 2014 y 2016, tiempo en el que el número de venezolanos que solicitaron la residencia pasó de 2.636 a 12.859; es decir, que se quintuplicó. Mientras que en 2017, sólo entre enero y marzo, se registraron un total de 8.333 trámites iniciados.

Uno de los principales motivos que lleva a los venezolanos a solicitar la residencia argentina es el proceso de documentación, ya que es mucho más sencillo que en otros países. Con el pasaporte o el DNI venezolano ya se puede acceder a la residencia.

En primer término se le otorga al solicitante la residencia temporaria, y luego de dos años puede aplicar a la permanente. Diferente es el caso de aquellos venezolanos que cumplan con los requisitos para aspirar a la residencia permanente de entrada por tener lazos con algún ciudadano argentino. 

Fuente: www.ellitoral.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s